Las formas de violencia

Puñetazos o bofetadas, bromas humillantes o amenazas verbales, la violencia conyugal se manifiesta de varias formas. ¿Cómo reconocerla?

La violencia conyugal se define por el hecho de que un miembro de la pareja procura tener el poder sobre el otro utilizando los medios necesarios. ¿Cómo se lleva a cabo?

Existen varias maneras de dominar una persona. Infligir el miedo, hacerle daño, humillarle, aislarle, hacerle sentir inferior para destruir su confianza en sí mismo. El agresor utiliza muchos medios. Las formas son diversas. Es raro que el agresor utilice sólo una sola forma para subyugar a su víctima. Él se ocupará de identificar las más efectivas.

Aquí encontrará cada una de las diferentes maneras de dominación presentes en la vida cotidiana

Entre estas formas de violencia, es importante reconocer la estrategia adoptada por el agresor para manipular a su cónyuge. A menudo, una estrategia se adapta a las reacciones de la víctima. Por ejemplo, en una situación donde una mujer tiene muchos contactos en una red social influyente, la estrategia de su agresor será probablemente aislarla en primer lugar, avergonzándola y desacreditándola ante sus contactos, o simplemente agrediendo a estos últimos. Así, cuantos menos contactos tenga, más fácil caerá bajo su influencia. ¡Violencia a la medida!