Las mujeres víctimas de violencia conyugal tienen derechos que desgraciadamente a menudo desconocen. En la mayoría de los casos, el personal del alojamiento está perfectamente capacitado para responder las preguntas concernientes a estos derechos. En el caso contrario, se remiten las personas al lugar indicado para este propósito.

Conocer sus derechos es indispensable para retomar el control de su vida

Saber, por ejemplo, que la víctima tiene el derecho de ser notificada de la liberación de su agresor, de cancelar su contrato de arrendamiento debido a un acto de violencia conyugal o una agresión sexual, o incluso tiene el derecho de recibir ayuda durante todo el proceso judicial. Todos estos derechos son importantes en la lucha contra la sensación de impotencia.

Algunos derechos

1- La posibilidad de reunirse con el fiscal durante el proceso judicial

El Plan de acción gubernamental 2004-2008 en materia de violencia conyugal dispone que el fiscal se reúna con las víctimas de violencia conyugal antes del proceso. Aunque el fiscal (antiguamente llamado procureur.e de la couronne) no sea el abogado de la víctima, es importante que esta última tenga una audiencia con él para saber cómo se llevará a cabo el proceso, cuál será su papel, etc. Por esta razón no hay que vacilar en pedir una audiencia previa.

Las víctimas de violencia conyugal pueden estar acompañadas en el proceso judicial por una representante del alojamiento o por un(a) representante de CAVAC (Centro de Ayuda a las víctimas de actos criminales). Las victimas pueden esperar la audiencia en un local reservado para ellas el día que se efectué una comparecencia o durante el proceso.

2- El derecho de recibir asistencia

Las audiencias para los derechos de la familia y para la protección de los jóvenes se celebran a puerta cerrada para preservar el anonimato de los niños menores. No obstante, la víctima de violencia conyugal que desee estar acompañada por una representante del  alojamiento le solicita a su abogado un permiso del juez para que la representante sea autorizada. Por otra parte, la Loi sur la protection de la jeunesse estipula que: " el niño y sus padres tienen el derecho de ser asistidos y acompañados por una persona de su elección cuando deseen obtener información o cuando se reúnan con el director (de la protección de los jóvenes) u otra persona a quien este autorice " (Artículo 8).

3- El derecho de ser notificada de la liberación de su agresor

Desde hace algunos años, el ministerio de la Justicia confió a CAVAC la tarea de notificar a las víctimas de la liberación de su agresor después de que este último compareciera en la corte. Para ser notificadas, las víctimas se aseguran de que los policías posean sus datos personales si ellas abandonan su domicilio.

4- El derecho de ser notificada de la liberación temporal o condicional de su agresor

La Loi sur le système correctionnel du Québec establece que los servicios correccionales o la Commission québécoise des libérations conditionnelles (CQLC) deben tomar las medidas posibles para informar a las víctimas de violencia conyugal sobre la fecha prevista de un permiso temporal de liberación, de una libertad condicional o de la liberación definitiva de su agresor. Las condiciones relacionadas con la salida y el destino de la persona detenida también se deben comunicar. (Artículo 175)

Una víctima puede enviar a la dirección del establecimiento penitenciario o al presidente de la CQLC, escritos que puedan revocar el permiso temporal de liberación o la liberación de carácter condicional. Puede expresar sus temores, dar a conocer el acoso o las amenazas que se hayan llevado a cabo desde el encarcelamiento, etc.

5- indemnización de las víctimas de actos criminales (ivac)

Cuando se trata de víctimas de un acto criminal (con excepción de amenazas y acoso, IVAC no cubre estos últimos), las víctimas de violencia conyugal pueden ser indemnizadas por la pérdida de ingresos debido a una incapacidad temporal o permanente. Ellas también pueden recibir ayuda para costear los gastos de asistencia médica (incluyendo la ayuda terapéutica-psicológica) que sean necesarios como resultado de la agresión. También se llevan a cabo medidas de readaptación. No obstante, los plazos son largos y hay que tener paciencia.

Visite este sitio web para más información : http://www.ivac.qc.ca/

6- Cancelación del contrato de arrendamiento a causa de la violencia conyugal o agresión sexual

Algunas víctimas de violencia conyugal deben mudarse para poder huir de su cónyuge quien amenaza su seguridad. Desde el 2006, el artículo 1974.1 del Código Civil de Quebec permite cancelar el contrato de arrendamiento con previo aviso de tres meses. A partir la adopción de esta medida, algunos propietarios comprensivos ofrecen a las víctimas de violencia conyugal la posibilidad de cancelar su contrato de arrendamiento incluso en un periodo de tiempo más corto.

Visite este sitio web para más información: www.justice.gouv.qc.ca/Français/publications/generale/bail.htm 

7- Dirección confidencial en la corte

Cuando las personas declaran en el tribunal, deben identificarse y dar su dirección. Las mujeres víctimas de violencia conyugal, que han huido de su cónyuge y que temen por su seguridad, pueden informar al juez a cargo del proceso judicial, que desean mantener su dirección en el anonimato. Esta petición es generalmente aceptada sin problema.

8- Derecho a la privacidad

La información personal de las víctimas de violencia conyugal, en poder de algún organismo público o de alguna empresa, no puede ser divulgada a otra organización sin la autorización de la víctima. En caso de que se emita dicha autorización, se debe precisar el tipo de información solicitada así como el periodo de tiempo de validez de la autorización. En caso de duda, se debe solicitar un plazo para consultar algún organismo especializado en la defensa de los derechos del ciudadano.

Única excepción: cuando exista un motivo razonable para creer que la seguridad de la víctima está comprometida (peligro inminente de muerte o de heridas físicas o psicológicas graves), el profesional puede retirar parcialmente la confidencialidad para brindarle los datos a una persona que pueda ayudar a mantener la seguridad de la víctima.

9- Supervisión de derechos de acceso

Las mujeres víctimas de violencia conyugal que temen que su cónyuge se aproveche de sus derechos de acceso a los niños para amenazar su seguridad, o la de sus niños, pueden pedir que la visita tenga lugar en un centro de supervisión de derechos de acceso. Sin embargo, debe saber que existen muy pocos centros de este tipo y son inaccesibles en ciertas regiones. Los abogados conocen los centros disponibles.

10- Ayuda jurídica

Cuando se realiza una denuncia, las víctimas no necesitan un abogado. No obstante, para el proceso legal de una separación, de un divorcio o de la custodia de los niños, es preferible consultar un abogado que conozca bien el problema de la violencia conyugal.

Aunque algunas mujeres víctimas de violencia conyugal pueden obtener los servicios de un abogado privado que acepte los mandatos de asistencia jurídica o de un jurista permanente de asistencia jurídica, gran parte de la población está excluida de este proceder.

Visite este sitio web para más información: www.avocat.qc.ca/public/iiaidejur.htm